El model París

¡Qué extraña idea la de planear un Gran París! El Gran París ya existe, está ahí, delante de nuetros ojos. Su población asciende a unos diez millones de habitantes, dos dentro de la ciudad y ocho fuera. Los que viven dentro son blancos en su mayoría, menos en los tres últimos distritos con dos cifras, los del nordeste, donde encontramos a la vez blancos, árabes, negros y chinos. Dejando a un lado estos barrios, la población que vive dentro tiene los medios para hacerlo, es decir, puede pagar los alquileres de cuatro cifras. Las tiendas son caras i de buen gusto, los restaurantes están llenos y los turistas encantados. La policía es discreta y cortés; la justicia, comprensiva; y allí está lo mejor del país en materia de perioditas, artistas y sociólogos, cuando no están haciendo trabajo de campo.

Este terreno a menudo está consituido por lo de fuera. Está separado de lo de dentro por una barrera cuyos puntos de referencia son las puertas.

Estas puertas son fácilmente reconocibles, porque de allí salen los autobuses, cuyos números tienen dos cifras cuando viajan hacia el interior, y tres cuando lo hacen hacia el exterior. Estos últimos son, además, modelos más antiguos, y no circulan por la noches. Las gentes de fuera trabajan a menudo dentro, como cajeras, vigilantes, o encargados de tareas como la limpieza,las obras o el reparto. Para pasar de su alojamiento de fuera -en los barrios que solemos llamar “sensibles”, sin que nunca se precise en qué consiste esta sensibilidad- a su trabajo de dentro, suelen transitar por la estación de Châtelet del RER, cuyo centro está tan animado que se le ha dado el nombre de pinball. Los que no tienen trabajo (y son muchos, sobre todo entre los árabes y los negros, de los cuales hay muchos en la población de fuera) tienen la ventaja de evitar el pinball. Pueden, como los otros, por otra parte, aprovechar la presencia de la policía, que patrulla armada y en fila por los barrios, y que tene la ocasión de mostrar una sensibilidad excesiva.

Eric Hazan, París en tensión. Urbanismo e insurrección en la ciudad de la luz.Errata naturae, 2011, pp 151 i ss.

París

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s